Dicen que los seres humanos regresamos alguna vez a los lugares que han tenido mucha importancia en nuestras vidas, Mercedes y John decidieron celebrar su boda en  Salamanca la ciudad en la que estudiaron y se conocieron. John desde la lejana Irlanda y Mercedes desde la vecina Valladolid eligieron un lugar de ensueño para cumplir su sueño, el Castillo del Buen Amor. La iusión con la que prepararon su boda se notaba en todos los detalles de la celebración. La postboda se relizó por las calles de su querida Salamanca, Puente Romano, Patio Chico, Anaya y la grandiosa Plaza Mayor de Salamanca. Felicidades.