Desde Salamanca vinieron Carlos y Lorena, una pareja maravillosa y con ideas muy claras, querian una boda sin convencionalismos, llena de emociones y natural, no querian posar al estilo clasico,  vieron mis fotos y rapidamente me dijeron que era lo que buscaban, algo distinto y original. Habian elegido,  un sitio fantástico, Sierra Quilamas, para sellar su amor, Despues realizamos la postboda en Salamanca.